La importancia de mirar a los ojos.

En el transcurso del día a día son muchas las personas a las que acompaño. A algunos con música, a otros con palabras, a unos pocos con silencio pero a todos y cada uno de ellos, les acompaño con la mirada.

Para mí el camino terapéutico no ha hecho más que comenzar, pero me bastó sólo con poner los pies en el sendero para darme cuenta de que aquello se trataba de personas. Ya nunca más estaría tratando con textos, con máquinas o con pensamientos, sino con algo vivo, incandescente de historias, experiencias, recuerdos y sentimientos.

1460186_1418001558429830_857075837_n

Siempre he sido una persona de mirada firme. Siempre me ha gustado mirar a los demás a los ojos pero sólo desde aquél momento comprendí que hay dos maneras posibles de hacerlo: la primera es más superficial e incluso podríamos llamarla narcisista; es aquella en la que al mirar a los ojos de la otra persona uno se pierde en el reflejo de sí mismo. Digamos que es como la puerta de entrada, la antesala al verdadero mirar a los ojos, ya que realmente no estamos mirando a la persona que tenemos enfrente sino que nos estamos sirviendo de sus ojos para vernos a nosotros mismos. Algunas personas se quedan presas de esta antesala extasiadas por el brillo de su propio reflejo, pensando que eso es mirar a alguien a los ojos. Sin embargo, si uno consigue atravesar esa inicial “sala de espejos” accederá al verdadero mirar y entonces ya no sólo se verá a sí mismo a través de los ojos del otro, sino que realmente verá a la persona que tiene delante, reconocerá el palpitante torbellino de vida que late tras su mirada y entonces y sólo entonces, empezará a identificar elementos que le hagan sentirse unido a la otra persona. Este es el momento más mágico e importante de la terapia y también el más mágico e importante que puede producirse entre dos personas. El encuentro.

Encuentro: Ir en busca de una persona para concurrir en un mismo sitio con él. (Rae)

El día a día en el trabajo con pacientes me ha enseñado que el valor de las relaciones humanas está en los encuentros; que es allí donde se obtiene la conexión más directa y pura con el ser del otro; que es allí donde reside el poder sanador del cambio. Que sólo a través del encuentro podemos llegar a apreciar la enormidad de ser humano, y a comprender que nuestro ser no tiene límites. Es a través de estos encuentros, cuando reconocemos que algo de nosotros, de nuestra propia esencia, reside dentro de la persona que tenemos enfrente; cuando nos damos cuenta que algo que antes creíamos exclusivamente encerrado entre los barrotes de nuestras costillas reside también tras los ojos del de enfrente.

La de mirar a los ojos es una experiencia maravillosa que expande el espíritu y nos hace grandes, que vence las barreras de nuestra corporalidad para enseñarnos que una parte de nosotros reside en los demás; que todos tenemos un “algo” en común tan poderoso que una vez que lo reconocemos sentimos el irremediable impulso de fundirnos con ello.

¿Y si ese algo común fuera amor?

Sin duda puedo señalar que para mí, la verdadera terapia es la del encuentro; la de acceder al maravilloso mundo que se esconde detrás de tus ojos. La música, en este primer momento, sólo me sirve para abrirme camino hacia ti; para que tus ojos, cerrados por los destellos de las prisas y los requerimientos de la vida actual, aprendan de nuevo a abrirse; para que tu mirada, perdida en un mar de inmensidad de estímulos, vuelva de nuevo a enfocar.

Me gustaría acabar esta entrada con dos vídeos relacionados con el mirar a los ojos. En ambos se trata, desde perspectivas totalmente diferentes, un tema común: la información que nos transmite la mirada. En el primero, de índole científica, se explora cómo los ojos pueden ser indicador de un desequilibrio en el organismo. El segundo, sin embargo, muestra una de las perspectivas de “el encuentro” que se produce cuando miramos a alguien a los ojos.

Safe Creative #1408191787103Texto: María López Aragón. Berlín, Agosto 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s